septiembre 18, 2021

Tu diario de noticias y portal de todos los temas

¿Qué son las válvulas de radiador y para que sirven?

8 minutos de lectura
valvula de radiador

Elegir unos nuevos radiadores es probablemente unas de las mejores maneras de mejorar la eficacia y eficiencia de nuestro sistema de calefacción. Sin embargo, gran parte de esta eficiencia se atribuye al tipo de válvula de radiador que escojas.

Seguramente te has dado cuenta de que cuando compras unos nuevos radiadores, estos no incluyen las válvulas y el motivo es que cada persona es diferente y por lo tanto tiene diferentes necesidades. Esto te da la personalización de seleccionar el tipo, tamaño y estilo que más se adapte a tu hogar. Si estas leyendo este post, significa que en parte estas interesado por comprar unas válvulas de radiador y no sabes por dónde empezar.

En esta guía te explicamos cada detalle para saber cómo escoger la mejor válvula de radiador.

¿Cómo funciona una válvula de radiador?

Quiero que pienses en las válvulas en términos de grifos. En cada radiador hay, normalmente, 2 válvulas. Cada una actúa como un grifo y por lo tanto te permite controlar la cantidad de calor térmico que emiten. Recordemos que un radiador funciona a base de agua caliente, cuanta mas hay, mas caliente es el radiador. Esta cantidad que entra es controlada por la válvula principal. La otra válvula, denominada válvula de bloqueo controla la cantidad de calor que el radiador produce al exterior.

Ahora bien, la válvula de bloqueo se encuentra en la parte inferior, taponada con un rosco de plástico que no se puede girar fácilmente. Como hemos dicho antes, este tipo de válvula controla cuanta agua vuelve a la tubería y sirve para asegurar una distribución equitativa para que todos los radiadores se calienten a la misma velocidad.

¿Qué son los números de las válvulas de los radiadores?

Si te has fijado bien, las válvulas de los radiadores tienen unos números, generalmente del 1 al 5 y unos símbolos que representan la cantidad de calor que el radiador emite.

Te preguntaras porque no se usan las temperaturas exactas en vez de los dichosos números, pero déjame decirte que una vez te acostumbras a los números es simplemente cuestión de girar- volver a girar sin pensarlo. Cuando la válvula está en la posición número 3, la habitación se calienta en torno a los 20°C. Cada número que añades, se añade un grado o dos más., un 4 estará por 24 °C y así sucesivamente.

La razón por la que no se usan los números es debido a que el radiador no puede ajustar con exactitud la temperatura de una habitación. Esta se puede ver afectada por factores como el aislamiento de tu cada, el tamaño de tu radiador, cuantos electrodomésticos tienes y cuan bien funciona tu caldera.

Ahora centrémonos en la optimización y ahorro con las válvulas del radiador. Para obtener un buen manejo del consumo, te aconsejo que ajustes las válvulas de los radiadores de aquellas habitaciones en las que prefieras tener mas calientes, como puede ser el cuarto de baño. De esta forma, aprovechas mejor la calefacción mientras el resto de habitaciones tienen la válvula puesta en el numero 3, que suele ser el neutral.

Tipos de válvulas de radiador

Principalmente existen dos tipos de válvulas de radiador: manual o termostática. También hay empresas que ofrecen válvulas de radiador inteligentes.

Válvulas de radiador manuales

Tienen una función simple, las puedes bajar, subir o parar dependiendo de cuanto calor quieres que los radiadores emitan, y por lo tanto que tan caliente quieres que este la habitación. Cuando giras la válvula, probablemente escuches un gas. Eso es el agua caliente que esta fluyendo en el interior del radiador.

Estas válvulas son fáciles de ajustar, cualquiera lo puede hacer. También suelen ser mas pequeñas que las válvulas termostáticas. El único problema que te pueden ocasionar es si te olvidas de volver a reajustarlas, ya que estarás gastando mucha energía. Pero no te preocupes, en mi caso cuando empieza a hacer mucho calor, me doy cuento de que tengo que volver a ponerla en su posición.

Válvulas de radiador termostáticas

Las válvulas de radiador termostáticas (VRT) te permiten un mayor control en la temperatura de tu hogar porque son mas avanzadas que las simples válvulas manuales. Tu mismo ajustas la válvula a la temperatura que deseas.

Las VRT tienen una especie de líquido, como un termostato de mercurio, que puede medir la temperatura de la habitación. Gracias a esta ventaja, al alcanzar la temperatura deseada, la válvula detendrá automáticamente el flujo de agua caliente para prevenir que el radiador se caliente más. No solo quiere decir que hay más autonomía, sino que tampoco gastaremos dinero en calefacción que probablemente sea malgastada.

Cosas a tener en cuenta al comprar una válvula de radiador termostática:

No instales una válvula termostática en la misma habitación que el termostato porque ambos “compiten” por modificar la temperatura. En ese caso, es mejor instalar una válvula manual.

Evita instalar válvulas termostáticas en los cuartos de baño y duchas ya que el vapor caliente confundirá al sistema y este bajará la calefacción del radiador. Sin embargo, el radiador tiene que estar encendido para reducir la condensación.

No olvides contratar un mantenimiento al menos una vez al año para revisar las válvulas termostáticas y decidir si cambiarlas o no.

Recordemos que nuestro deber como habitante en un hogar es mantener el sistema de calefacción en buen estado para que siga funcionando mas de lo que se dice de su vida útil. Es importante comprobar que el agua se distribuye con la misma cantidad por todos los radiadores para tener un sistema equilibrado.

Válvulas de radiador inteligentes

El siguiente tipo de válvula es de 3ra generación, las denominadas válvulas de radiador inteligentes. Como su nombre indica, si posees un termostato wifi y este tipo de válvula en tus radiadores, puedes controlar a través de un dispositivo como Alexa Amazon o aplicación la calefacción estés donde estés. Algo mas que podemos incluir en nuestro hogar si queremos hacer de el un lugar mas autónomo.

Una vez sabemos el tipo de válvula que queremos el siguiente paso es decidirse por la forma de estos. Pueden ser válvulas rectas, de ángulo, en esquina o en forma de H.

Las válvulas de sus radiadores deben ser compatibles con la posición de las entradas de sus radiadores y deben conectarse fácilmente a las tuberías de agua caliente. Algunos tubos saldrán del suelo mientras que otros pueden salir de la pared.

Para determinar la forma mas apropiada para nuestros radiadores es necesario ver el tipo de entrada que tienen y si se pueden conectar a las tuberías del agua caliente para poder evaluar la compatibilidad. Dependiendo de como que tengas instalado tu sistema de calefacción las tuberías de cobre saldrán por debajo del suelo o por la pared.

Si por algún motivo raro, no encuentras las tuberías, llama a un técnico.

Si tus tuberías sobresalen de la pared, necesitaras válvulas de forma angular para unir las tuberías al radiador.

Hoy en día los radiadores mas modernos poseen entradas en el centro por debajo del radiador, lo que quiere decir que no hay válvulas ni tuberías por los lados. El motivo es para ahorrar espacio.

Si tu radiador tiene tuberías que sobresalen del suelo y las entradas están en la parte trasera en vez de los lados, las válvulas rectas son la opción más adecuada. Las válvulas rectas del radiador están conectadas a tuberías rectas, lo que significa que el agua fluirá directamente al radiador.

En cambio, otra opción, si posees tuberías que salen de la pared o del suelo, son las válvulas de radiador angulares. Probablemente una de las mejores opciones.

Las válvulas de radiador de esquina tienen la forma parecida de una válvula en ángulo, pero la única diferencia es que debido a que se instalan paralelas a la pared son más difíciles de instalar.

Como ultimo tipo, existen las válvulas de radiador H, pero únicamente se instala en radiadores que tengan una entrada en el centro en vez de los lados.

¿Qué tamaño de válvula de radiador necesito?

El tamaño de la válvula depende del tamaño de la entrada y de la tubería. Las tuberías de 15 mm son las más comunes y muchas válvulas se fabrican para adaptarse a ese tamaño.

Si tus tuberías son mas grandes o mas pequeñas siempre puedes comprar un adaptador.

Estilos de válvulas de radiador

Después de haber elegido el tipo y tamaño de la válvula del radiador, lo ultimo que nos queda por elegir es el aspecto de nuestra válvula. Aquí hay opciones ilimitadas y dependerá de que tan bien quede con nuestro hogar.

¿Cuánto cuestan las válvulas de radiador?

Manual 5€ – 35€

Termostático 35€ – 120€

Inteligente 50€ – 200€+

El siguiente paso es decidir si lo instalamos nosotros mismos o si necesitamos la ayuda de un profesional. El técnico vaciara el radiador y se asegurara de que todas las entradas y tuberías quedan bien fijas y que el sistema esta equilibrado para asegurar de que todos los radiadores emiten el mismo calor a la misma velocidad.

El coste de esta labor variará de un ingeniero a otro, pero en general se trata de poco menos de medio día de trabajo para un radiador, con un día completo necesario para un sistema completo que incluye unos 10 radiadores. En promedio, los costes pueden oscilar entre 100 y 350 libras esterlinas, pero tendrás que comparar al menos dos presupuestos para asegurarte de que consigues la mejor oferta.

El precio de una instalación o cambio de válvulas de radiador dependerá del número de radiadores que tengamos o queramos modificar. De media esta entre los 100 y 200 euros.

Conclusión – obtener la mejor válvula de radiador

La mejor válvula de radiador será determinada por el tamaño de nuestras tuberías y el tipo de radiador. Una vez que sepamos estas medidas, podremos escoger entre uno manual, termostático o inteligente.

Más historias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.